11 enero 2017

Bloguea Lento

Hace un par de días, desde el prestigioso blog de La Marca del Este, se nos comentaba cómo cada vez había menos blogs (Más años y menos blogs), y cómo estos iban cayendo uno a uno, presas del desánimo propio y del empuje de modos alternativos de comunicación como las redes sociales y los canales de vídeo (¡abajo los bloggers! ¡arriba los youtubers!). Uno de mis blogs favoritos, Crónicas de Taslar también tiraba la toalla (FIN), y un rápido vistazo a mi blogroll me indicaba que algunos blogs de referencia para mí llevaban meses sin publicar nada. Ah, pensar que Grognardia echó el cierre hace cuatro años me hace sentirme mayor

Lo curioso de llevar más de una década con un blog es que, en esencia, ya has escrito de casi todo. Incluyendo la razón por la que sigo escribiendo en el blog. Mirad, lo escribí hace un par de años: Por qué sigo textiblogueando. Después de repasarlo, me doy cuenta de que las razones siguen siendo válidas: un blog sirve para escribir con más profundidad que una red social; sirve para explorar una postura creativa, una cierta visión del mundo (el mundo friki, en mi caso); sin ir más lejos, sirve para hacer una pequeña búsqueda y ver lo que pensabas hace unos años, y compararlo con lo que piensas ahora. Es un diario. Yo leo lo que escribía hace cinco o seis años y me sitúo de nuevo en ese tiempo, recuerdo la gente con la que hablaba en aquellos tiempos, lo que discutía, lo que esperaba... no sé, ¿no os gusta la sensación de redescubriros? A mí me sorprende en ocasiones releer un viejo artículo de La Frikoteca y darme cuenta de lo que me curraba algunas entradas, o de lo ingenuo que era pensando que algo lo iba a petar y descubrir que, años después, pasó sin pena ni gloria.

No soy un retrógrado que piense que los Viejos Tiempos fueron mejores, ni tan hipócrita como para criticar a las redes sociales cuando resulta que las uso a diario, y más desde que los puñeteros móviles nos las han hecho accesibles a todas horas (vivimos hiperconectados).

Mientras escribo esto, tengo el móvil lejos. No estoy consultando las redes sociales. No estoy más que concentrado en las palabras, los pensamientos. Llevo una media hora escribiendo, consultando viejas entradas, releyendo las de los compañeros a los que estoy citando... en una palabra, reflexionando. Me relaja. Me sirve para poner en orden mis ideas. Puede que ni siquiera lo publique hoy. Puedo dejarlo en borradores, para más adelante (aunque, Maese Erekíbeon, yo nunca dejo más de un artículo en borrador; esos artículos tienen tendencia a no publicarse nunca). Es un modo de añadir sosiego a mi vida, una pequeña versión propia del Movimiento Lento

Los blogs son algo distinto a las redes sociales, a los foros, o a los canales de Youtube. Son más privados, más controlados, más reflexivos. O puede que sean un medio que atrae a cierto tipo de gente. A mí me sigue gustando escribir aquí, y al fin y al cabo, lo que hay que hacer en esta vida es buscar la felicidad, la encuentres o no. En mi opinión, las actividades que cultivas a lo largo de los años (como por ejemplo, los juegos de rol, o escribir un blog) son las que te ayudan a seguir adelante, a medida que las perfeccionas, y a medida que les vas añadiendo matices.

He leído por ahí que si hoy en día quieres seguidores, debes abrirte un canal de Youtube. La pregunta sería, ¿pero en serio quieres seguidores y visitas? ¿Y qué vas a hacer con ellos? :D. Sinceramente, creo que te irá mejor si consideras que tu blog es tuyo y te sirve a tí. El resto, es un bonus.

A los pocos días de anunciar que cerraba, Starkmad anunciaba que no, que seguía escribiendo en su blog (Las Cataratas de Richenbach). Y Ricard Ibáñez, autor de Aquelarre y sabio rolero donde los haya, se nos ha arrancado abriendo un blog sobre rol (Nivel 36), ¡en 2017!. Hay gente como Cronista o el Runeblogger que siguen publicando con frecuencia. ¿Los blogs ya no son populares? Bueno, compañeros. Es que ser populares no es lo más importante de esta vida :D.

Saludetes,
Carlos

P.D.: Ejercicio para los lectores: sustituid "escribir en un blog" por "jugar al rol" en este artículo, y "Youtube" por, yo que sé "juegos de tablero", y reflexionad sobre si el sentido de esta entrada cambia demasiado.

P.D.2: No importa que algo sea o no popular. Lo que importa es que te haga feliz.

70 comentarios:

  1. En general estoy de acuerdo con muchas de tus entradas.

    En este caso. Más que nunca. Un abrazo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Un abrazo para ti también ;)

      Eliminar
  2. Mierda, ¡yo me metí en esto por la gloria y la fama! ;P

    A mi me sigue alegrando encontrar nuevas entradas en los blogs que sigo y sorpresas en blogs que no sigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, oye, ¡lo mismo logras gloria y fama! Lo importante es no obsesionarse con ello :D.

      Eliminar
  3. Amén a todo, salvo en una cosa: me has hecho sentir muy mal por lo de no guardar más de una entrada en borradores y comprobar que yo tengo... ¡23! Shame on you! ;-P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no; shame on you! :P

      Esas entradas quieren ser publicadas. No las dejes ahí, como Entradas de Schrödinger, ni publicadas ni no publicadas :P

      Eliminar
  4. Cierto. Estúpidamente alguna vez he sentido la presión de que tenía que escribir una entrada ya porque habría gente esperando o pensando que algo había pasado si no actualizaba a menudo. Y así me ha pasado muchas veces que he terminado muchas entradas insatisfecho, porque no he sabido plasmar con palabras lo que realmente estaba pensando.

    Espero hacer las cosas más por el gusto de hacerlas que por las obligaciones inexistentes que me impongo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a veces se nota la presión, sobre todo cuando ves que han pasado semanas sin escribir. Pero es que hay dos cosas a tener en cuenta:

      - Nadie te obliga a escribir; es tu blog, es un diario. Debes escribir cuando te sale.

      - No es necesario que todas las entradas sean curradísimas reflexiones o aportes de valor incalculable para la comunidad. Son reflexiones propias, y como tal pueden estar más o menos elaboradas.

      Eliminar
  5. Yo escribo por que necesito compartir toda la basura que llevo dentro. No escribo adía, actualmente tengo 15 entradas en borradores y creo que saldrán todos. Rara vez he desechado alguno, aunque lo he hecho si no estaba contentos con ellos. Y cada día, leyendoros a los expertos en esto del rol, aprendo y quiero escribir sobre ello, sobre formas de pensar de jugar o compartir algo que he creado por mi solo, como si fuera un niño de tres años que ha aprendido a ponerse solo los calcetines.

    Yo comparo los blog y youtube como si fueran los libros y la televisión y el cine.

    Y tienes razón, no se hace por la gloria ni por los seguidores, somos unos edonistas de mierda, lo hacemos por nosotros mismos. No lo hacemos por ellos, pero no me digas que no gusta que respondan a aquello que compartes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, escribir por compartir es lógico, y también es lógico tener un punto de egolatría, al pensar que lo que escribimos puede ser interesante para alguien. Pero es que todo proceso creativo tiene un punto de egolatría que no se puede negar.

      No niego que haya personas capaces de tener varias entradas en borradores y terminar sacándolas. Ya veo que es más habitual de lo que yo pensaba :D. Pero a mí no me funciona. Supongo que cada cual tiene su estilo ;).

      No existen los expertos en rol, en mi opinión. O bueno, puede que existan pero, ¿"experto en rol"? ¿Eso tiene sentido ponerlo en el curriculum? ;). Digamos que existe gente que lleva más tiempo, que tiene más experiencia... pero creo que todo el mundo puede aportar su opinión, y que la de gente que lleva más tiempo puede ser también interesante si aportan una visión más fresca al tema.

      Por supuesto que gusta que la gente te comente y te escriba en el blog. Pero puede que pasen años hasta que lo consigas (si lo consigues). Mi opinión es que eso es simplemente un bonus.

      Eliminar
    2. Pero es un bonus y llena de satisfacción, no me lo negarás ;)

      No sé si hay expertos o no,pero de alguna manera hay que llamar a la gente que sabe tanto como tú :D

      Eliminar
    3. No lo niego, es agradable ;).

      En cuanto a cómo llamar a gente como yo, "Veterano rolero" me gusta ;).

      Eliminar
    4. Veterano, como el Brandy ^^
      Queda mejor venerable ;)

      Eliminar
  6. Totalmente de acuerdo con lo que comentas en tu entrada :)

    Lo malo es que muchas veces parece que sientes que es una obligación escribir y bueno, eso solo lleva a hacer entradas muchas entradas malas en lugar de una buena donde al menos has disfrutado como un enano escribiendo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Tatiana.

      También hay que decir que no todas las entradas de un blog tienen que ser maravillosas. A veces nos imponemos unos mínimos de calidad que, a ver, sí, es lógico hacerlo... pero no es necesario siempre. Se pueden escribir pequeñas reflexiones, comentarios banales, algo que te ha llamado la atención, una idea a medio cocinar.

      Los blogs son diarios personales. Y nadie tiene todos los días ideas geniales :D.

      Eliminar
  7. A mi los blogs me siguen pareciendo un formato necesario. En algún sitio tenemos que escribir las reflexiones más meditadas o los trabajos más desarrollados.

    Por otra parte, la mayor permanencia y la mayor facilidad de indexado de sitios como Blogger o WordPress (que está muy lejos de ser buena) hacen que sea mucho más sencillo rescatar artículos anteriores (de vez en cuando me da por buscar alguna entrada que haya hecho en Twitter o Google+ y es bastante incómodo hacerlo) o hacer series de artículos.

    De todas formas, esta reflexión no es únicamente nuestra (de los blogueros y/o viejunos), ya he leído a gente que glosaba las bondades de Medium que no es más que un blog muy espartano que se ha puesto de moda.

    En fin, yo creo que al blog le queda mucha vida por delante aunque ya no sea tan popular como lo fue no hace tanto tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada cual debe usar el formato que le parezca más adecuado para expresarse. Pero coincido contigo en que los blogs tienen una ventaja a la hora de las búsquedas, son más permanentes y permiten reflexiones más meditadas y extensas que una red social.

      No tengo ni idea de lo que es Medium, pero si a la gente le gusta y le sirve, adelante :D.

      Y, sobre tu última frase, si el blog ya no es tan popular como antes, bueno... no necesita ser popular si sigue siendo útil :).

      Eliminar
    2. Medium es una plataforma de blogs que se ha hecho popular en Twitter y otras redes sociales.

      El diseño es muy simple pero le veo problemas para encontrar entradas antiguas.

      Un ejemplo: https://medium.com/@SJGames.

      Eliminar
    3. Eh, oye, pues mola. Aunque no le veo muchas diferencias con un blog, la verdad :D

      Eliminar
  8. :) cuantas verdades reunidas. Totalmente de acuerdo. Escribo por placer, y me dejo llevar cuando lo hago tanto por frenesi como por la calma. Para compartir, por supuesto, pero por necesidad personal de expresión.
    Tampoco veo incoherente la busqueda de seguidores, cada quien convive con su ego como puede, y si cree que la felicidad la encontrara en la popularidad, adelante en su camino ^^
    Esta entrada tuya Carlos es especialmente relajante :) me acabas de inducir a escribir lento, a disfrutar más cada entrada ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que la entrada te haya gustado, y sobre todo, que te haya animado a disfrutar con la escritura :D.

      Yo la búsqueda de seguidores creo que no debería ser el objetivo último de un blog. Para mí, le quita algo de autenticidad al blog: ¿escribes porque es lo que piensas o escribes porque crees que la entrada te hará más popular? Es una diferencia que para mí es importante.

      Eliminar
  9. Yo prefiero los blogs, los videoblogs no me gustan, salvo un par por las reseñas de algunos juegos. Además encontrar algo en un blog, ya sea una reseña una opinión o una ayuda de juego es mucho más fácil que en una red social, que en un par de días se pierde en la red.

    Yo tengo el blog para poner lo que hago para mis partidas por si le sirven a alguien, y las minis pintadas como diario, para saber cuando las pinté.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, yo a los videoblogs también les encuentro su utilidad, para ponérmelos tipo radio mientras cocino o cuando salgo a hacer deporte (algo que tengo que retomar; me estoy poniendo muy gordo...).

      Pero sí, coincido en que el formato de texto me gusta más, y me resulta más útil.

      Por cierto, los primeros años en los que yo escribí en este blog fueron casi íntegros para escribir el diario de mi campaña de Pendragón. Y usarlo como diario friki para partidas, miniaturas o lo que sea... es algo completamente apropiado :D

      Eliminar
  10. Como dato anecdótico sobre lo de escribir con tranquilidad: Generalmente me suele llevar alrededor de una hora escribir una entrada, pero ha habido veces que entre ilustraciones y correcciones he necesitado más. Al tiempo, las escribía de golpe, aunque tuviese que tirarme hasta las tantas de la mañana. Ahora me las reparto entre varios días.

    Por lo demás, totalmente deacuerdo con lo que dices. A las mismas conclusiones he llegado yo precisamente esta semana. Y a que no te puedes fiar de las estadísticas ni las visitas, que es lo que me quemó en un primer momento. Así que, tranquilidad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni te digo yo las horas que me he tirado para escribir algunas de las entradas de "historia del rol" xD.

      Me pasa lo mismo con lo de escribir hasta las tantas de la mañana. Yo suelo tener tiempo libre de 23:00 a 01:00, así que ese es el momento en el que escribo. Pero hay veces que me he tirado mucho, mucho más tiempo de la una... pero es algo que cada vez hago menos. No pasa nada por dejar algo en "Borradores" ;).

      Nada, lo dicho: tranquilidad. El blog tiene que tener significado por si mismo.

      Eliminar
  11. Supongo que es resultado de la cultura de la inmediatez. A la gente le es más cómodo leer 120 carcteres (o algunos más) que leer un texto extenso.
    Y a la hora de preparar una entrada, tu lo sabrás mejor que nadie, escribir, revisar, corregir etc.
    Respecto a los juegos de tablero que comentas, eso no ocurría antes. Cuando en los 80 te enfrentabas a un juego tipo Magic Realm de AH podías estar días jugando una partida. Hoy un juego cuya partida dure más de 90 minutos no tiene mucho futuro.
    Un saludo y no dejes el blog, por favor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, creo que el tema de los 140 caracteres o las pequeñas reflexiones que se pueden escribir en una red social tienen un efecto adictivo en nuestras mentes: cada pequeño +1, cada ínfimo Me Gusta o cada retweet es una pequeña dosis de bienestar. Pero nos dan estas pequeñas dosis continuamente. Y te haces adicto a ello, sobre todo porque lo tienes en el móvil, contigo a todas horas. Yo no soy inmune.

      En mi opinión, va a haber una reacción a esto, sobre todo cuando nos demos cuenta de que somos incapaces de terminarnos un libro entero, de principio a fin, o que ya no podemos asumir echar una partida a un juego que nos lleve mucho tiempo. Esto no puede ser bueno para el cerebro.

      Por cierto, Magic Realm es una espinita que tengo clavada de forma personal. Algún día tengo que imprimirme la versión P&P y echarme aunque sólo sea una partida en solitario :).

      Eliminar
  12. Llevo mucho tiempo sin escribir en el blog que tengo, y hace poco pensaba si existía alternativas que pudiesen ser más públicas (no que generen más seguidores, ojo) que los blogs.
    Bien, las que que hay no me gustan y después de leer tu reflexión, creo que tienes razón y con más gusto acojo la idea de retomar la escritura en el mismo, pero con sosiego y sin necesidad de cumplir plazos, que para eso ya está la sociedad actual donde tenemos que bregar todos los días.

    Gracias Carlos. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de leer esto. Suerte con la idea de retomar el blog y espero leerte muy pronto :D

      Eliminar
  13. Me temo que soy otro caso de extremismo en esto de "bloguea lento" :-P

    Y... acabo de ver que tengo 115 borradores. No sé si he batido mi propio récord, jejeje. Sin embargo, no comparto la opinión de que todos sean entradas que merezcan publicarse. Muchos borradores son esbozos de cosas que quería comentar en su momento... y que si no terminé sacándolas, por algo sería ^.^ Pero no los borro porque de vez en cuando me gustar darles un repaso. A fin de cuentas forman también parte de ese diario que siempre ha sido el blog, sólo que están en oculto y sin terminar.

    En fin, a ver si consigo convencerme de nuevo de microbloguear, de que no es necesario armar tochoposts... y también sacar adelante los cuatro últimos borradores, claro. A romper la sequía.

    ¡Gracias por la reflexión, maestro! (Y por la mención! ;-) )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¿115 borradores?! Si tienes 115 borradores es que no los estás usando de borradores xD.

      Sabía que mencionarte era adecuado, porque creo que eres el mayor representante que conozco de persona afectada por el borradorismo :P.

      No, en serio, ¿no merecen la pena ver la luz? ¿Y si las hubieras publicado en su momento, aunque sólo fuera como comentarios sobre lo que se te pasaba por la cabeza en un momento dado? ¿Tienen todas las entradas que ser extensas y supertrabajadas? ¿No merecen la pena aquellas que están curradas pero no ocupan más que la típica columna de opinión de un periódico?

      Además, que sabes que todo es cuestión de ponerse. Te pones a escribir y resulta que, a lo tonto, a lo tonto, has vuelto a hacer hábito ;).

      Eliminar
    2. Que sí, que sí, que son borradores :-P Aunque algunos sean sólo un título y un par de líneas, por lo que más que “borrador” serían “notas”… pero también tengo algunos borradores con bastante más envergadura.
      Sobre las razones de que no vean la luz, pues hay varias. En la mayor parte, unos aún no he encontrado cómo orientar el texto para que sea ameno de leer. Incluso las entradas que van a ser cortitas. Son sólo párrafos de ideas las que le falta una hilazón.
      Y es que soy incapaz de escribir del tirón y que tenga sentido a la primera. Hasta estuve en algún curso de literatura, buscando que me enseñaran cómo cambiar de forma de escribir… pero nada, tiene toda la pinta de que funciono así, por lo que no me queda otra que adaptarme a mí mismo :-P . Si publicara estas cosas tal cual están ahora os enfrentaríais a un bloque de texto con desparrames mentales que os costaría una tirada de COR. Prefiero ahorrárosla y empeñar un poco más de curro… cuando pueda ^.^
      También están esos temas muy ligados a un evento temporal, por lo que ya no tiene sentido publicar ahora. Simplemente se me pasó la oportunidad.

      Y luego están esos artículos sobre temas muy polémicos, pero que si los publicara sólo me traerían quebraderos de cabeza en forma de contestar a comentarios. Perezón. Prefiero que duerman ahí, en borradores.

      Así que… sí, tienes razón, todo es ponerse. Lo único, volver a encontrar un hueco que no sea por la noche, que mi productividad ahí no da para más. En cuanto lo encuentre fijo que vuelvo a las andadas. A ver si me dejan ya… :-P

      Eliminar
    3. Buuueno, vaaaale. Te acepto los argumentos :P.

      Todo hay que decirlo, recuerdo cuando mis pequeños bárbaros eran más pequeños, y coincido contigo en que no estás en el mejor momento para encontrar tiempo para escribir ;). Todo es ponerse, pero también es cierto que todo tiene un límite :D

      Eliminar
    4. Y siguiendo con las excusas (ya puestos :-P), llevo medio año en un nuevo puesto de trabajo al que todavía no le he pillado el tranquillo y que me está resultando agotador mentalmente. En cuanto lo domine ya volveré a mi ser ^.^

      Eliminar
  14. ¡Genial entrada! Yo soy novatillo en esto, mi blog cumplió un año en octubre... Yo solo tengo en borrador un artículo y suele ser el próximo (aunque no siempre).

    Yo no escribo por la gloria, tengo un blog de nicho en una afición de nicho XDDD pero soy un egolatra, megalomaniaco y narciso... Y siempre recurro a mi peque que dice que soy el puto amo (bueno, el no lo dice exactamente así, pero yo le entiendo) XDDDD

    Felicidades por la entrada y la filosofía que hay detrás...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Gonzalo :D. Mucha suerte con el blog, que por cierto, tiene una pinta estupenda :)

      Eliminar
    2. Muchas gracias. Muy feliz de poder escribir y compartir cosillas, la verdad...

      Eliminar
  15. Yo siempre me pongo unos tiempos para escribir porque me gusta, pero si me dejo a mi aire no hago nada de nada. A veces me cuesta, pero generalmente es satisfactorio.

    A mi, supongo, aun me quedan muchas cosas que contar. Pero también es que como me voy hypeando yo solo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poco de disciplina tampoco viene mal ;), sobre todo si eso te ayuda a escribir. Cada cual tiene que buscar su método, aunque sea con los 115 borradores de Erekíbeon :P.

      En cuanto a hypearnos... a ver, nosotros lo que hacemos es entusiasmarnos por cosas frikis que molan un montón :D.

      Eliminar
  16. Anda, muchas gracias por mencionar mi humilde runeblog. :-)
    Me ha hecho ilusión saber que sigues leyéndolo.
    Yo desconozco si mi ritmo de publicación se va a mantener, pero para qué estresarse, me lo paso bien escribiendo.
    ¡Buena reflexión!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me encanta tu blog, ¡cómo no mencionarlo! Es que parece que sólo quedamos los blogueros que llevamos años y años escribiendo y no, hay gente que se anima a esto y aporta muchísimo al mundillo. También hay que visibilizaros :).

      Eliminar
  17. Yo no me lo tomo como obligación. Uso el blog para desconectar aunque sean diez minutos. Me da igual que me lea una persona o cien mil. Mi blog actual no es el primero que he tenido, pero sí es en el que más he escrito. En el 2016, sin marcarme ningún objetivo hice 240 entradas, más que cualquiera de los años anteriores (y eso que los últimos meses he estado más que ocupado con el Proyecto Secreto IV). Mi intención es seguir así mientras me queden puntos de vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 240 entradas? dos cada tres días? Y dicen que yo escribo mucho...

      Eliminar
    2. 240 entradas? dos cada tres días? Y dicen que yo escribo mucho...

      Eliminar
    3. Nada de héroe. Me temo que es más un caso de incontinencia escrita xD
      Muchas veces me limito a comentar noticias del mundillo o algún mecenazgo que me llame la atención, para que a la gente no se le escape. Aunque últimamente estoy recuperando lo de reseñar brevemente algún título antiguo de mi colección, que sé que a mucha gente le gustan estas cosas.
      Una entrada muy acertada, maese Carlos. Como siempre ;)

      Eliminar
    4. Gracias, Morgan ;). Lo de la incontinencia a la hora de escribir los entiendo xD

      Eliminar
  18. Aqui uno que te lleva leyendo mas de 6 años.

    Te animo a seguir aunque sea a ritmo lento. Ritmo lento pero seguro! jejeje!

    Es una delicia de vez en cuando desconectar del mundo frenetico que tenemos y este blog es uno de los que me permite hacerlo. Algunas de tus entradas son para tomarselo con tranquilidad por su extension, jajaja! pero me encantan.

    Animo compañero!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los ánimos :D.

      Sí, he de admitir que con algunas entradas pongo a prueba la paciencia de mis lectores ;), pero oye, ¡cada cual tiene su estilo! :D

      Eliminar
  19. Yo no tengo blog pero mola leer lo que escribís los blogueros para recordar que en esta afición hay mucha gente metida y no todos tienen las mismas ideas. Particularmente los blogs, frente a otras redes sociales, los veo más como artículos de opinión donde no solo te informas, también creas pensamiento. Para informarme tengo G+.

    (Por cierto, que los artículos de opinión de escritores me parecen de lo mejor de la prensa, pequeñas joyas literarias a veces)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, creo que tenemos una percepción similar sobre la diferencia entre blogs y redes sociales, y para lo que sirven unos y otros.

      Gracias por pasarte :).

      Eliminar
  20. No puedo estar mas de acuerdo con usted. :) Prefiero algo escrito que un canal de youtube, puedo leerlo con mas calma y además el contenido siempre me parece mas trabajado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también soy más aficionado a la palabra escrita ;).

      Eliminar
  21. Mi caso es particular. Toqué algo en la Torre de Ébano que impide que las entradas estén configuradas corectamente, de manera que cada vez que escribía algo se me hacía un suplicio.

    Intenté purgar el código fuente pero no sirvió.

    También traté de hacerme otro blog, pero en blogger y con la misma cuenta, arrastra todos los problemas del anterior.

    Al final, me he conseguido aburrir y sólo posteo en Igarol.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, pues eso sí que es una putada :(.

      Te diría que probaras con Wordpress, pero bueno, si con Igarol te vas apañando...

      Eliminar
  22. El principal lector de mi vetusto blog soy yo mismo.

    Y no me importa reconocerlo, por egolatra que suene (hay que ser un poco/bastante egolatra para escribir un blog, seamos francos)

    Antes de los blogs escribia en docs en mi disco duro, o en foros donde dejaba la frikada de turno... es bueno tener feedback y reconocimiento y comentarios (o likes o +1 como ahora), pero el principal motivo para escribir, debe ser para uno mismo.

    Mi principal motivo para escribir en un blog fue siempre tener una ventanita donde dejar mis paridas ordenadas, que pudiera consultarlas años despues si queria, y si, tambien para gritarle al mundo lo que me gusta el rol y lo que pienso en el durante buena parte de mi vida.

    Cerre el blog por motivos personales hace unos años, y lo he vuelto a abrir por necesidad espiritual, necesito escribir sobre frikadas y el blog es el mejor sitio donde hacerlo.

    Como digo, las visitas, el reconocimiento y todo lo demás, debe ser secundario, porque si escribes para ser famoso... vas apañao xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido en que hay que ser un poco ególatra para escribir un blog :D.

      Y, de hecho, coincido en todo lo que comentas. Como bien dices, el blog es algo personal, y el resto un bonus. Me alegra que hayas vuelto a publicar por cierto. Nunca llegué a quitar tu blog de mi lista ;).

      Eliminar
    2. gracias tio, yo me alegro de ver que sigues estando mas en forma que nunca

      Eliminar
  23. Aunque lo pueda parecer, esto no es peloteo. cuando yo empecé con el blog, el tuyo fue uno de los primeros que empecé a seguir y siempre ha sido para mi como una ley tu máxima nº3 del blog. He tenido épocas de escribir poco, ahora tengo un época de jugar y escribir poco , pero tengo el blog ahí, en su sitio, esperando el momento en el que me surge una idea, una reflexión o simplemente aquello que quiero compartir. Es mi diario, mi blog, es mi tesoro ;)y hablo de mis cosas, por eso es el Faterblog, el blog de Fatela y lo comparto con todos aquellos que quieran asomarse y disfrutar de mi hospitalidad. Hace tiempo me preocupaba el número de visitas y la regularidad de las entradas, pero ahora sólo me preocupa escribir y que me lean aquellos a los que pueda interesar mis desvaríos frikys.
    Estoy totalmente de acuerdo contigo, bloguea lento pero blogea, el rollo youtuber se lo dejo a mis hijos que son la generación que ha crecido con YouTube.
    Un abrazo, maestro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que esta entrada nos vaya animando a todos los blogueros a tomarnos nuestro modo de comunicación/reflexión como algo positivo y menos estresante. La búsqueda de las visitas o de un mínimo de entradas al año... en fin, creo que eso no lleva a ningún sitio.

      Me ha gustado lo de dejarles el Youtube a la generación que ha crecido con ella :D. Que eso no quiere decir que no lo podamos hacer alguno de los viejunos ;), pero es que a ellos les sale como más natural :P.

      Un abrazo, señor Fatela :).

      Eliminar
  24. Después de cinco años escribiendo un blog, poco en comparación con muchos de los presentes, debo decir que me sigue gustando igual, aunque a veces es cierto que parece que se hace muy difícil escribir entradas por la falta de tiempo. En estas navidades, que he estado a tope en el trabajo, me he dado cuenta de que lo que dice Carlos es verdad: no es una obligación tener x entradas al mes, al fin y al cabo es mi blog. Aun así siempre es gratificante compartir opiniones con los demás sobre las cosas que nos gustan y que te contesten. Ese intercambio es, al menos para mí, muy gratificante. Espero que sigamos aquí muchos años más y que, en mayor o menor grado, sigamos compartiendo opiniones sobre el mundillo rolero y sobre esto y aquello que tanto nos gusta :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo, el intercambio de opiniones es interesante. Se podría decir que eso ya lo tenemos en las redes sociales pero... para mí no es lo mismo :D.

      ¡Cinco años no son moco de pavo, por cierto! :D

      Eliminar
  25. WTF, digo, ¿qué narices? La Santísima Trinidad escribe en Blogger: Maliszewski, Zak Smith y Carlos de la Cruz.

    Además, descargar páginas de GooglePlus es una pesadilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maliszewski hace ya mucho tiempo que sólo escribe en G+. Y no estoy a la altura de ninguno de los otros dos ;). Maliszewski ha reflexionado mucho más que yo sobre la OSR, y Smith es un genio. Yo no paso de artesano.

      Eliminar
    2. Tomo buena nota. Aprovecho para manifestar que discrepo con lo que dices en la postdata, a propósito de los juegos de tablero. Hay un lugar y un momento para cada pasatiempo. ¿Que me apetece patear traseros? Pues pongo un videojuego. Para relacionarme con seres de carne y hueso, uso un juego de tablero. Y para comerme el tarro a solas, tengo el D&D.

      Eliminar
    3. Curioso; yo para relacionarme con seres de carne y hueso sí que uso los juegos de rol :D. Es un pasatiempo que se disfruta más en compañía ;). Y que conste que sé que te ha resultado complicado encontrar y mantener un grupo de juego.

      Eliminar
    4. ¡No puedes figurártelo! ¡ni por asomo! El problema con juegos como D&D es que no tan solo exigen una devoción casi religiosa (no problem, soy un gamer fanático que pasa noches en blanco dándole que te pego al "Dwarf Fortress" ¡o a lo que sea!), sino que hay que ser capaz de compartir tal devoción con otros. La paradoja está en que D&D es un imán para ermitaños locos como yo, carentes de habilidades sociales. ¡Contempla mi Plan Maestro!

      Fase I: encontrar o escribir un sistema de juego con el que me sienta a gusto. Status: incompleta (0/1)
      Fase II: encontrar o escribir doce módulos que me apetezca jugar y/o arbitrar. Status: incompleta (1/12)
      Fase III: encontrar cuatro personas que quieran jugar conmigo. Status: cancelada

      Una ventaja de los juegos de tablero, de cartas y de tal es que [según que juego se trate] se pueden deslizar en medio de cualquier evento social. Por ejemplo, en el funeral de mis abuelos maternos, que mi tío se apostó la herencia a las cartas.

      En cambio, D&D y similares requieren que una multitud de gente [[traduzco: multitud = tres personas o más]] se reúna ex-profeso para celebrar sesiones de juego maratonianas [[maratoniano = superior a noventa minutos de duración]]. ¡Y no una sola ocasión, sino por los siglos de los siglos! [[ = más de una semana]]. Para alguien como yo eso es una hazaña quimérica. (Si fuera capaz de reunir a tantísima gente, a estas horas hubiera fundado un partido político -- y estaría ya en la Moncloa tirando el dinero de los españoles a empresarios y banqueros, o de consejero en una eléctrica cobrándome los favores prestados.)

      ¿Y si me uno a un grupo que ya existe? Tradúceme esto al castellano: "been there, done that". No una vez, sino muchas. En ese caso el escollo estuvo en la Fase II, que las aventuras al uso no me molaban ni pizca.

      (y tan sólo estoy rascando la punta del iceberg...)

      Eliminar
    5. No te voy a negar que encontrar un grupo que encaje con tu visión de lo que es una buena partida de rol es algo complicado. Yo estoy más que feliz de tener un grupo así.

      Eliminar