05 diciembre 2017

El Desafío de los 30 Días (4ª edición) - Pregunta 5 (metajuego)

Quinto día del Desafío. La pregunta de hoy es ¿Metajuego como enemigo o como herramienta útil?

El metajuego es inevitable. Todos lo hacemos. ¿Quién no ha sentido la tentación de coger un espejito en cuanto ves que estás andando entre estatuas de guerreros y magos en actitudes de horror? ¿No te pones en alerta cuando el máster te pide que hagas una tirada de Percepción, aunque luego te digo que no ha pasado nada? No podemos evitar tener como jugadores un conocimiento distinto de la situación distinto al que tienen nuestros personajes. Y a medida que van pasando los años y vas conociendo más el juego, las historias que se cuentan con él, el estilo... va siendo cada vez más difícil. Porque ya no es solo conocer debilidades de los enemigos o saber un poco cómo funcionan las mecánicas del juego, sino que vas conociendo cómo funciona la cabeza del máster que os dirige habitualmente.

En todos estos casos yo creo que usar el metajuego es una tentación, pero que hay que tratar de resistir. Cuando juegas debes tener claro para qué estas jugando. Es decir, tienes que saber qué es lo que te hace disfrutar del rol.

Hay jugadores que quieren verse inmersos en la partida. Esta gente quiere realmente pensar como su personaje, imbuirse de la ambientación, sentir que están en otro tiempo y en otro lugar. Para estos jugadores debe ser realmente molesto que alguien a su lado comience a metajugar porque coño, ¡eso es totalmente contrario a la inmersión! Es declarar a voz en grito, ¡compañeros, no somos reales, somos marionetas controlados por un poder superior! Entiendo que en este caso debe ser todavía más molesto para el jugador que para el director de juego. Sobre todo cuando he visto jugadores de rol que se han lanzado tranquilamente a una situación realmente complicada a sabiendas de que lo era, simplemente porque "mi personaje lo habría hecho" o porque "mi personaje no tenía forma de no caer en esta trampa". Ole tus huevos, jugador. No todo el mundo está dispuesto a perder a su personaje por ser coherente.

En mi caso, lo que más disfruto del rol es tomar decisiones y asumir las consecuencias (porque el rol es un sitio seguro donde tomar decisiones difíciles). Decidir avanzar un poco más en el dungeon, quedarme a defender la colonia espacial condenada o arriesgarlo una fortuna por una corazonada. ¿Usar el metajuego? Es que el problema entonces es que la decisión queda contaminada. Es, en realidad, un modo de inmersión, aunque admito que a veces puedo ser algo fastidioso para el máster, porque su aventura no me importa tanto como mi personaje.

Un poquito de metajuego aquí o allá, sin pasarse... bueno, se puede tolerar. Pero en dosis pequeñas en mi mesa de juego, por favor. Soy de las personas a las que les fastidia que a un ilusionista le salga mal el truco; si estoy viendo un espectáculo de magia quiero que me asombren y me engañen.

Sin embargo, el metajuego no deja de ser una herramienta y tiene su utilidad en ciertos momentos. Por ejemplo, en mi partida actual de ACKs hemos impuesto la regla de que no se puede terminar un partida en mitad de una expedición, porque tenemos el problema de que no todo el mundo puede jugar a todas las partidas. Y llevar a sus PJ como PNJ en expediciones peligrosas no es muy adecuado. En la penúltima partida no hicimos eso y nos quedamos en mitad de un combate peligroso, y como consecuencia de ello en la última partida que hemos jugado se nos unió un jugador que no había podido estar en dicho combate... y se pasó la partida mirando mientras sus compañeros terminaban la partida dejada a medias :(. Lo siento, Luis. El metajuego es por tanto útil en algunos momentos, como por ejemplo, cuando afecta a los jugadores en la vida real, fastidiándoles potencialmente la experiencia.

Saludetes,
Carlos

11 comentarios:

  1. Carlos, tenías que haber hecho que el personaje de Luis apareciera como refuerzo en mitad del combate "¡Os venía siguiendo chicos!". Esa se te ha escapado... ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues lo hablamos en la partida. Que si esto fuera FATE, el personaje habría aparecido en mitad de la pelea y quedaría no solo peliculero, sino muy apropiado al género.

      Desgraciadamente, no estábamos jugando a FATE ni en una ambientación en la que eso fuera coherente. Estábamos jugando mazmorreo y no era lógico que el personaje de Luis apareciese en ese momento.

      Eliminar
    2. ¿Por qué no era lógico? Aunque sea mazmorreo, también es fantasía épica, ¿no? ¿Qué hubiera habido de malo en que ese personaje hubiera aparecido de repente por la retaguardia del enemigo, cargando y rompiendo sus filas para unirse a sus compañeros en la refriega?¿No habría sido un momento heróico?

      En cuanto al meta, me ha llamado la atención un ejemplo que has puesto: los aventureros que avanzan entre estatuas de gente petrificada como si nada, pero los jugadores se sienten en la necesidad de usar espejos, vendarse los ojos, etc. ¿No es irónico que nosotros, como jugadores, tengamos un conocimiento sobre habilidades y/o poderes de criaturas mitológicas o fantásticas, imaginarias para nosotros, pero que los personajes parezcan desconocer esos detalles de seres que existen realmente en su mundo?

      Eliminar
    3. Pues si lo hablasteis y no os pareció bien pues ya está todo dicho. Espero que el ser una decisión voluntaria ayudara al jugador a llevar mejor la espera. Por cierto ¿como acabó el combate?

      Eliminar
    4. Íñigo: no era lógico porque habíamos quedado en que el personaje de Luis iba a viajar a una ciudad a buscar a un arquitecto para mejorar su fortaleza. El personaje se fue justo un día antes de la partida y no podría haber vuelto a tiempo para salvar a sus compañeros porque estaba en un viaje que es por lo menos de tres o cuatro días. Sí, vale, podríamos haber dicho que una intuición o una visión le hacía volver... pero habría quedado muy Deus Ex Machina y no era apropiado para el tono de la campaña que estamos jugando.

      Sobre lo que comentas de las medusas, digamos que en muchos casos no es un bicho tan común como para que los personajes sepan algo de sus poderes. Ojo, no siempre es así, puede haber personajes que sí conozcan ciertas leyendas.

      Sr. Rojo: Bueno, el pobre Luis se quejó un poco, pero yo creo que es coherente ;). El combate acabó en un desastre sin paliativos. Solo escaparon vivos dos PJ aunque luego volvieron a por sus compañeros caídos y... bueno, os lo contaré en una futura entrada ;).

      Eliminar
  2. (1) ¡Mami susto! Tras tres días seguidos de "cada cual conoce sus gustos", "que cada uno haga de su capa un sayo", "cada perro se lama su etcétera"... Carlos se tira a la piscina y lo hace en plancha. ¡CHOOOFFF!

    (2) "¡compañeros, no somos reales, somos marionetas controlados por un poder superior!"

    ¿Y acaso no es verdad? Voy a ponerme filosófico. Aunque consiguiera cortar uno por uno todos los hilos que me atan al exterior -y en eso estamos-, seguiría siendo la marioneta de las neuronas que me manejan desde dentro. Figúrate la película "Inside Out", pero en vez de cinco pitufos son millones de ellos, apretujados en mi cabeza, a muerte unos contra otros por hacerse con el control. Ése es mi verdadero "yo".

    (3) Cuando leo blogs en inglés, si hay alguna palabra que no entiendo me invento su significado. Pero he tenido que limitar mis réplicas, porque luego me doy cuenta de que llevo un año repitiendo en público que "la mamá de Smith es una perra" o cosas peores.

    No voy a caer en el mismo error aquí y ahora. RECONOZCO QUE LA PALABRA "metajuego" ME SUENA A HEBREO. "Y el Señor Jehová se llevó consigo a Elías el profeta y lo convirtió en su ángel Metajuego", dice la Torah.

    En cambio, tengo perfectamente claro el significado de "inmersión" (es la actividad que practican los submarinistas, por supuesto) pero no sé que pinta en este asunto.

    ¿Y cómo contradigo a Carlos si no sé de qué narices está hablando?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1) Bueno, esta es mi opinión. En algunas cosas puede ser más firme que en otras. Sigue siendo mi verdad y no La Verdad.

      2) Yo no voy a ponerme filosófico. Voy a decir, simplemente, que el metajuego me saca un poco de la partida, y me molesta.

      3) Metajuego es usar conocimiento del jugador como si fuera del personaje. O al menos así lo entiendo yo.

      Eliminar
  3. "Cuando juegas debes tener claro para qué estas jugando. Es decir, tienes que saber qué es lo que te hace disfrutar del rol."

    Sabias palabras. En mi caso lo que me haría disfrutar es anticiparme a la trama y actuar en consecuencia.

    Estamos bebiendo en la taberna y un encapuchado al que no conocemos de nada nos propone un trabajo. ¿Qué es lo que no hago? -salvo que mi PJ tenga un 3 en SAB- Tragarme el anzuelo. ¿Qué hago? Le apuñalo por la espalda, le corto la cabeza, la llevo a las autoridades y pido mi recompensa. Porque evidentemente era un villano disfrazado.

    Encuentro un bebé orco en una mazmorra. ¿Qué no hago? Devanarme los sesos. ¿Qué hago? Preguntarle al más viejo del lugar. Si el anciano tiene una larga barba blanca y un gorro acabado en punta, haré con el bebé lo que me diga. Si pequeño y verde el viejo es, y puntiagudas las orejas tiene, lo contrario de lo que diga ha de hacerse.

    Volviendo al ejemplo de la galería de arte (maldito seas, Íñigo Pérez, te me has adelantado): un PJ con una SAB de 3 o más se dará cuenta de que aquello "huele" a medusa de una hora lejos. Y si tiene una INT de 3 o más tomará las medidas defensivas pertinentes.

    Pero los directores son unos aguafiestas y los jugadores unos aburridos. Por eso ya no juego más. Y ya no juego más. Siempre se repite la misma historia. Y ya no juego más. Ya no juego más. Siempre se repite la misma historia.

    ResponderEliminar
  4. "En la penúltima partida no hicimos eso y nos quedamos en mitad de un combate peligroso"

    Aunque los jugadores no estén presentes el reloj sigue tic-tac tic-tac tic-tac. Si no conocías aún este enlace, te sugiero echarle un vistazo:

    http://thealexandrian.net/wordpress/2149/roleplaying-games/escaping-the-dungeon

    Lo que hubiera hecho es decir a los jugadores "como abandonasteis a vuestros PJs en medio de un combate, el monstruo se los comió", pa' que vayan aprendiendo. Vaya tontería, yo les diría simplemente "haceos una hoja nueva", y si preguntan por los PJs les digo "la semana pasada fueron a las Cavernas del Caos y aún no han vuelto". ¡Zasca! Carlos, no hagas caso a este loco, lo que haría yo es empezar "estáis a oscuras, en pelotas, colgando boca abajo cómo chorizos, con una resaca de narices, y no tenéis ni idea de cómo habéis llegado aquí".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ya conocía esa entrada de The Alexandrian. Me parece muy interesante y es la inspiración para la regla que nos hemos puesto (y que ya hemos violado una vez, con consecuencias nefandas).

      Eliminar